Lactancia Materna contra Cánceres

LACTANCIA-MATERNA-DAR-EL-PECHO-VIDEOMientras en el primer mundo muchas madres prefieren amamantar que alimentar con leches modificadas y los científicos independientes descubren nuevas propiedades de la leche materna, dentro del subdesarrollo muchos agentes de salud continuamos reforzando mitos y tabúes en contra de la lactancia materna y actuamos como publicistas e impulsadoras de leches especiales (hipoalergénicas, etc).

Desde hace décadas se sabía que el tejido linfático que rodea al intestino y los bronquios de la madre se encarga de fabricar las Inmunoglobulinas A (Ig As) que viajan por la sangre hasta llegar al seno materno y pasar a la leche. Por intermedio de este eje entero-bronco-mamario la leche materna contiene anticuerpos IgAs contra todos los microorganismos y antígenos alimentarios a que la madre ha sido expuesta durante toda su vida.

Lactancia materna y prevencio de cancerEstas inmunoglobulinas atacan a nueve clases de bacterias, a siete clases de virus, a un tipo de parásito y a ciertos hongos. Como los microorganismos sufren mutaciones, según el ambiente de procedencia son sensibles o resistentes a los tratamientos. Ejemplo: las bacterias que pululan en manos de médicos y enfermeras son resistentes a los antibióticos, no así las del cuerpo de la madre, por muy sucio que sea el ambiente en donde habita o trabaja. Por eso las infecciones intrahospitalarias de los recién nacidos han disminuido en los centros donde son alimentados con leche materna.

También se han encontrado anticuerpos IgAs (defensas) contra proteínas de alimentos como leche de vaca, soya y frijol negro. O sea que los lactantes amamantados, especialmente recién nacidos, reciben protección no sólo contra infecciones, sino también contra alergias alimentarias.

Ya se había demostrado que la madre que amamanta reduce el riesgo de sufrir de cáncer de mama, útero y ovario.

En los últimos tres años lo que se ha descubierto y ha sido estudiado en varias universidades es que las alfa-lactoalbúminas, principal proteína de la leche materna, también trabajan contra infecciones y contra el cáncer.

En la Universidad de Buffalo Nueva York, investigadores como el Dr. Anders Hakasson, comprobaron que bacterias (Neumococos) que producen neumonías e infecciones muy graves que eran resistentes a los antibióticos (superbacterias) se volvieron sensibles al someterlas al Factor HAMLET. El Factor HAMLET, por sus siglas en inglés Human Alfalactoalbúmina Made Lethal Tumor Cells, se forma cuando la leche materna cae el estómago del bebé amamantado y en ese medio ácido se transforma en un compuesto que ataca a las bacterias y vuelve nuevamente efectivos a los antibióticos (Hakansson, A, PLoS ONE, 2010).

Quizás el descubrimiento más importante del 2010 es que esta proteína provoca el “suicidio celular” en más de cuarenta tipos de cáncer. El equipo que lo descubrió estaba explorando las propiedades antibióticas de la leche materna cuando un investigador notó que las células cancerosas de pulmón en un tubo de ensayo murieron en contacto con la leche materna. Al transformarse las alfa-lactoalbúminas en el Factor HAMLET, ellas se vuelven letales contra las células malignas, no así para las sanas. Los investigadores descubrieron que, después de 5 días de tratamiento (con HAMLET) a  pacientes de cáncer de vejiga, los pacientes orinaban células muertas de cáncer después de cada sesión de tratamiento. El profesor Karlsson, que condujo el estudio, predijo que esta terapia se estará utilizando dentro de 5 años en pacientes adultos enfermos de cáncer (Journal of Molecular Biology , Lund University, Sweden).

Con estas perspectivas, mientras las madres aseguradas continúan desperdiciando su leche y el INSS se las reemplaza con leches modificadas, elaboradas con el suero de la leche bovina, conteniendo beta-lactoglobulinas, que son alergénicas, sólo nos queda esperar que el país se modernice y dentro de unos cinco años podamos importar el Factor HAMLET para los pacientes afectados de cáncer, especialmente asegurados.

* La autora es Pediatra, Máster en Nutrición y Seguridad Alimentaria.

Anuncios