Prevención de la Anemia en la Mujer de Edad Fértil y durante la Primera Infancia

La deficiencia de Hierro es la deficiencia nutricional más difundida en el mundo y la principal causa de anemia en los países occidentales.

La anemia aparece cuando la cantidad de Hierro en el cuerpo es menor que la requerida para la normal formación de la Hemoglobina y de otros compuestos que funcionan con Hierro, como las enzimas de todas las células.

La Hemoglobina  es la parte principal del glóbulo rojo, que vive unos 120 días.  Al morir los glóbulos rojos gran parte del Hierro es reutilizado para fabricar glóbulos rojos nuevos.  El adulto recicla 95% del Hierro de la Hemoglobina y el restante 5% procede de los alimentos.  En cambio, en la/el niña/o menor de un año y debido a su rápido crecimiento, solamente recicla 70%  y requiere 30% del Hierro de la alimentación para fabricar Hemoglobina.

Prenvecion de la anemia en mujere de edad fértil (hemoglobina)

La función del Hierro de la Hemoglobina es entregar Oxígeno a todas las células y  éste sirve para que ellas puedan eliminar productos de desecho que resultan al utilizar a  los nutrientes como combustible. El Oxígeno se combina con el Hidrógeno para formar agua, que se expulsa en la orina. También se combina con el Carbono para formar Dióxido de Carbono, que se elimina con la respiración.

La anemia por deficiencia de Hierro implica mala oxigenación de las células, o sea dificultad para eliminar los productos finales del metabolismo celular.

La deficiencia de Hierro, aún sin anemia,  implica difícil trabajo de las enzimas celulares.

La deficiencia de Hierro se inicia cuando las reservas normales dentro del organismo empiezan a bajar y la Hemoglobina todavía es normal. Si las reservas continúan bajando, llega un momento en que se vacían totalmente y aparece la anemia.  Ésta diagnostica por niveles anormalmente bajos de Hemoglobina.

La mujer en edad fértil necesita sus reservas de Hierro colmadas desde antes del embarazo y durante las primeras semanas del mismo. Una baja reserva de Hierro durante el embarazo, aún sin anemia,  aumenta la frecuencia de partos prematuros y los índices de hemorragias maternas después del parto. Para prevenir muertes maternas, los nacimientos prematuros y con bajo peso al nacer, es necesario tratar esta deficiencia antes de las primeras 20 semanas del embarazo y corregirla precozmente

Para prevenir la deficiencia de Hierro en mujeres en edad fértil y durante el embarazo son necesarias cuatro medidas siempre juntas, que son:

  1. Evitar el consumo de café y gaseosas negras o bebidas de cola sin gas durante las comidas principales
  2. Diariamente agregar hortalizas y frutas crudas durante las comidas principales o pequeñas cantidades de carnes, o pescado, o pollo.
  3. Incluir los frijoles en la alimentación diaria y no suprimir las frutas crudas ni los frijoles durante la menstruación ni el embarazo
  4. Tomar una dosis semanal de hierro en tableta o un suplemento de extracto foliar durante toda la vida fértil, desde la primera regla hasta la menopausia.  Durante el embarazo: diariamente  tomar una tableta  de Hierro desde el inicio y si no hay acceso o no se tolera, tomar extracto foliar diariamente.

Prenvecion de la anemia en mujere de edad fértil (plato balanceado)Antes de que la anemia se manifieste, la deficiencia de hierro tiene consecuencias en niños pequeños.  En los menores de tres años, en que el cerebro se encuentra en fase de rápido crecimiento y desarrollo, la anemia y la deficiencia de Hierro pueden conducir a retardo en la maduración del sistema nervioso central y sus funciones, alteraciones de la inmunidad, del crecimiento físico, de la regulación hormonal y otros.  Existen evidencias de que el retraso en el desarrollo mental durante los dos  primeros años de vida puede ser permanente y afectar el cociente intelectual y la capacidad de aprendizaje en edades posteriores.  Por ello deben  prevenirse la deficiencia de Hierro y la anemia en la primera infancia.

Prevención de la deficiencia de Hierro en la primera infancia:

Prenvecion de la anemia en mujere de edad fértil (cordon umbilical)

  •  Ligadura tardía del cordón umbilical en todo nacimiento normal. Significa cuando el cordón umbilical cesa de latir, entre  uno a tres minutos postparto, con raras excepciones.  En prematuros sólo esperar 30 segundos.
  • Lactancia materna exclusiva por seis meses y prolongada hasta los dos años de edad.  El organismo utiliza excelentemente el Hierro de la leche humana
  • Evitar leches enteras antes del año de edad porque producen hemorragias inaparentes a nivel intestinal y por lo tanto, anemia, aunque hayan sido enriquecidas con Hierro
  • Al cumplir seis meses,  dar los frijoles machacados, sin colar,  para que lo traguen Evitar llenarles el estómago con la sopa del frijol.  Es en el grano y no en la sopa en donde está la proteína del frijol y el Hierro.
  • Incluir en la alimentación diaria de la/os mayores de seis meses,  junto a los frijoles, alimentos facilitadores de la absorción del Hierro, como frutas crudas, carnes de garrobo, o de paloma, o de pollo, o de res.
  • Dar a la/os mayores de seis meses las hebras de las carnes para que las mastiquen y las traguen y evitar calmarles el hambre con la sopa o la ¨sustancia¨.  No enseñarles a que mastiquen las carnes, les chupen el juguito y dejen el ¨bagazo¨.
  • Asi como la Hemoglobina, es la proteína de los glóbulos rojos que contiene Hierro, la globina es la proteína de las carnes y es la que  contiene el Hierro, no se disuelve en la sopa, por tanto el hierro está en las hebras de las carnes, no en la sopa.
  • Después del destete, entre los dos a tres años de edad, evitar el consumo excesivo de  leche de vaca, más de 3 tazas diario, para permitir una alimentación balanceada, complementada con los alimentos sólidos que contienen Hierro y proteínas: frijoles, carnes, soya, huevo
  • Evitar en su alimentación: el café, los frescos de bolsita, galletas comerciales, sopas de sobre, atoles, juguitos empacados, gaseosas especialmente si son negras, meneítos
  • Entre los mayores de seis meses que no maman se recomienda que tomen suplementos de Hierro (gotas o extracto foliar) hasta los cinco años de edad, exceptuando durante infecciones o diarreas.
  • Los que nacieron prematuros y no recibieron transfusiones de sangre después de nacer, necesitan tomar gotas de hierro desde que cumplen dos meses de edad, aunque reciban lactancia materna exclusiva,  porque nacieron con sus reservas muy bajas
  • Entre los mayores de 12 meses que tuvieron lactancia exclusiva por seis meses y que todavía maman, se recomienda que tomen suplementos de Hierro (gotas o extracto foliar) desde el año hasta los cinco años de edad, exceptuando durante infecciones o diarreas.

* La autora es Pediatra, Máster en Nutrición y Seguridad Alimentaria.

Anuncios