TRES FÓRMULAS INFANTILES COMPARADAS

Las fórmulas infantiles son burdas imitaciones de la leche materna. Carecen de las propiedades nutricionales e inmunológicas que el ser humano debe recibir durante los dos primeros años de su vida a través de la lactancia materna. Cuando estas fórmulas contienen proteínas del suero de la leche de vaca, como sucede con PediaSure, son las beta-lactoglobulinas, causantes de alergia.

La leche materna aporta protección, inmunidad hasta el destete, alrededor de los dos años de edad. Los alimentos complementarios que se inician a los seis meses de edad, van supliendo gradualmente las necesidades de energía y de nutrientes que ninguna leche puede llenar por el tamaño corporal que va en aumento. Las vitaminas y minerales se obtienen de alimentos naturales, comunes, frescos, que se consiguen en todas las comunidades, como frijoles, vegetales amarillos, huevo, frutas frescas.

En la alimentación infantil no son necesarias leches ¨enriquecidas¨ con elementos a los que la industria atribuye poderes inmunológicos, protectores de enfermedades, tampoco para la recuperación de enfermedades, ni de la desnutrición infantil.

También hay que recordar que la leche producida en USA proviene de vacas alimentadas con maíz transgénico y el aceite de soya adicionado es extraído de soya transgénica.

Cuadro Comparativo

formulas infantiles cuadro comparativo2

Análisis y conclusión: En la fórmula PediaSure el azúcar lactosa casi totalmente ha sido sustituido por jarabe de maíz de alta fructosa (causante de hígado graso) y azúcar de caña o sacarosa. Las otras dos marcas no contienen lactosa porque son obtenidas del frijol soya y el endulzante es el mismo. En vez de mantequilla PediaSure contiene aceite vegetal, al igual que las otras dos fórmulas. Las tres fórmulas son similares en cuanto a su contenido energético, proteico y la calidad de sus grasas. Al diluirlas apropiadamente PediaSure contiene 3% de proteína y las otras marcas 3.36% de proteína. La diferencia esencial es que la fuente de la proteína de PediaSure es el suero de la leche de vaca y en las otras dos marcas la proteína es de origen vegetal, de la soya. Hay leves diferencias en cuanto al contenido de vitaminas y minerales. Ej: Nursoy contiene más Calcio y Hierro que las otras, ambas fórmulas de soya contienen más vitamina A y vitamina C que PediaSure. PediaSure tiene más vitaminas del complejo B que las fórmulas de soya, vitaminas que son fácilmente obtenibles de alimentos comunes.
Nota: las fórmulas sin lactosa solamente son adecuadas para quienes sufren de intolerancia congénita a la lactosa (que aparece a los cinco años de edad). Dado que PediaSure no contiene proteína de soya también puede usarse en los casos de alergia a la proteína de soya.

Entre los elementos no esenciales las tres marcas contienen carnitina, manganeso, yodo y cobre. La diferencia de PediaSure con las otras dos marcas es que contiene taurina, elemento no esencial contenido en la leche materna y en muchos otros alimentos. Los elementos traza como Selenio, Cromo, Molibdeno, y mayor cantidad de Magnesio, todos ellos contenidos en alimentos que todo niño mayor de seis meses debe recibir como: carnes, vegetales y granos cultivados en suelos no deficientes en Selenio. En cuanto a los precios, PediaSure es 60% más cara que las otras marcas. Los costos de la publicidad salen de los bolsillos de los consumidores.

Por último podemos concluir que ninguna de estas tres fórmulas tiene las características como para promoverse como solución mágica a la desnutrición infantil.

* La autora es Pediatra, Máster en Nutrición y Seguridad Alimentaria.

Anuncios