Prevención del Cáncer de mama

Cáncer de seno, ¿lo estamos previniendo?Imagen6

Según la OMS en la mayoría de las mujeres no es posible identificar los factores de riesgo específicos que actúan sobre el cáncer de mama. Hay algunos no modificables y son: el hecho de ser mujer, haber tenido la primera regla antes de los 12 años y además la menopausia después de los 55, ser mayor de 50 años, antecedentes familiares cercanos de cáncer de mama y la mutación hereditaria de dos distintos genes. Uno o más de estos factores están presentes en 10% de las afectadas.

Imagen2En cambio, hasta noventa por ciento de las mujeres que desarrollan cáncer de seno tienen o han realizado prácticas o estilos de vida que pueden evitarse conscientemente. Los factores modificables que favorecen la aparición del cáncer de mama son: el consumo de alcohol, sobrepeso y obesidad, falta de ejercicio físico dirigido, uso continuo y prolongado de anticonceptivos, terapia de sustitución hormonal, trabajo nocturno.

Además, existen factores que deberían divulgarse porque previenen el cáncer de mama y son: tener el primer hijo antes de los treinta años, practicar lactancia materna al menos durante un año, evitar el consumo de alcohol y la aspiración del humo del cigarrillo, mantener el peso adecuado a la estatura, evitar la acumulación de grasa alrededor de la barriga, realizar ejercicio físico regularmente.

Imagen5     Imagen1

Y al igual que con la prevención de otro tipo de cánceres: el mantener una alimentación saludable Ver: http://www.youtube.com/watch?v=Z11H8iCdjmw.

Consumir suficiente agua en vez de tomar bebidas azucaradas, comer diariamente frutas frescas y vegetales especialmente los que contienen grasas saludables, vitaminas, antioxidantes y fibra. Evitar el contacto de cancerígenos como los pesticidas, la ingesta de carnes carbonizadas, de productos con nitratos como los embutidos, de panes y granos enmohecidos ya que contienen toxinas cancerígenas indestructibles con el calor del cocinado.

Imagen4En Nicaragua los índices de obesidad (18%) y sobrepeso (30%) en las mujeres jóvenes, junto con bajas tasas de lactancia materna probablemente son factores que en el largo plazo están contribuyendo con el aumento del cáncer de mama.
Las mujeres tienen derecho a informarse sobre los factores relacionados con el cáncer de mama. Para un diagnóstico precoz es útil que conozcan los factores de riesgo no modificables. En cambio, puede ayudar a su prevención y a frenar esta epidemia el hecho de conocer y aplicar los factores modificables y los factores naturales que protegen del cáncer de mama.

Imagen3Cuando los y las agentes de salud, ya sea por negligencia, o ignorancia o intereses creados refuerzan la cultura del biberón, recetando fórmulas infantiles a las madres de bebés recién nacidos o en edad de la lactancia, están negando el derecho a esa mujer de recibir una información científica, veraz y humanizada. Su derecho a disfrutar de uno de los factores protectores del cáncer de mama, como es la práctica de una lactancia materna exitosa y prolongada.

Imagen7

También interfieren con el derecho de la niñez a recibir la mejor alimentación durante las etapas más cruciales de la vida. Todo esto contribuye con el incremento de todas las formas de malnutrición, de las enfermedades crónicas no transmisibles; asimismo es un sustrato para la violencia social y el subdesarrollo del país.
Petronila Terán Hidalgo. Pediatra, Máster en Nutrición y Seguridad Alimentaria.

Anuncios