Sopas Maggi vs. Comida de Verdad

Desengañemos a las madres sobre el mito de la sopa Maggi

¨…Hay que reconocer que los objetos producto de la técnica no son neutros, porque crean un entramado que termina condicionando los estilos de vida y orientan las posibilidades sociales en la línea de los intereses de determinados grupos de poder…(107)¨..¨…Dado que el mercado tiende a crear un mecanismo compulsivo para colocar sus productos, las personas terminan sumergidas en la vorágine de las compras y gastos innecesarios… (203)¨. Papa Francisco, Carta Encíclica ¨Laudato Si¨, Aciprensa, 18 junio 2015.

Desde hace unas tres décadas las madres nicaragüenses han estado sustituyendo las comiditas caseras nutritivas por las sopas Maggi (que llevan el tóxico Glutamato Monosódico) durante el proceso del destete de sus bebés. Consideran que es un producto muy barato, con propiedades altamente nutritivas (al igual que las sopas caseras), fácil de preparar y “a ellos les encanta’. Si analizamos sus propiedades comparando los precios al menudeo, con el dinero que las madres pueden comprar dos huevos, solamente les ajusta para comprar un sobre de sopa Maggi. Dejando de gastar semanalmente en tres sobres de sopa deshidratada ellas pueden comprar seis huevos para alimentar a un bebé de un año, durante seis días a la semana y así podrían prevenir la desnutrición crónica infantil.

Las y los bebés pueden empezar a comer huevo duro al tener los seis meses cumplidos. Iniciando con lo amarillo en poquitas cantidades, se aumenta gradualmente hasta llegar a un huevo entero diario como a los ocho meses de edad. En esa etapa se han de iniciar los frijoles machacados sin sopa, del fuego al plato. Nota: la sopa de frijol no tiene nutrientes sino antinutrientes, para más información visita: https://alimentacionbajolalupa.wordpress.com/2013/09/02/sopa-de-frijoles-para-la-anemia/

Según la capacidad del estomaguito, al año de edad un bebé puede comer un huevo entero o tomarse una taza de sopa Maggi. La enorme diferencia entre ellos estriba en lo que alimenta o nutre cada uno. Comparémoslos.

SOPA MAGGUI vs. HUEVO COCIDO

huevo1

Mientras un huevo cocido aporta una vez y media más de energía (calorías), tres veces y media más de proteínas, cinco veces más de grasa y tres veces más de hierro que una taza de sopa Maggi, la sopa lo que aporta es muchísima agua y un poco de harina (9 g de carbohidratos) de los fideos. Las proteínas del huevo no admiten comparación con las que contiene la sopa deshidratada porque las del huevo son proteínas completas. Son el modelo universal de proteínas (patrón de referencia) para medir la calidad de las proteínas de los restantes alimentos, exceptuando las de la leche materna. La escasa proteína de la sopa procede del trigo, proteína incompleta, de inferior calidad. Las grasas del huevo son de excelente calidad, saludables, incluyendo omega tres y la escasa grasa de la sopa es probablemente grasa trans, dañina para la salud. El huevo no contiene carbohidratos o almidón. (ver ANEXO 1)

h1h2h4h3

El huevo contiene todas las vitaminas, exceptuando la Vitamina C, Colina necesaria para el cerebro del feto, Carotenoides que previenen enfermedades de los ojos como las cataratas y la ceguera y minerales muy esenciales para el crecimiento como Zinc. La sopa Maggi es carente de todos esos micronutrientes; contiene el saborizante Glutamato Monosódico (GMS), dañino para el cerebro infantil, especialmente durante la etapa de vida intrauterina y durante los primeros tres años de edad. El GMS provoca adicción y predispone a que durante las siguientes etapas de la vida niños, niñas y adolescentes prefieran la comida chatarra y rechacen los alimentos naturales.

SOPA MAGGUI vs. FRIJOLES COCIDOS

frijoles

Y comparando media taza de frijoles cocidos sin sopa con una taza de sopa Maggi, obtenemos: media taza de frijoles aportan una y media veces más energía (kcalorías), tres y media veces más de proteínas, dos y media veces más de carbohidratos y diez veces más de hierro que una taza de sopa Maggi. Las proteínas del frijol se pueden volver completas, muy parecidas a las de origen animal, si se comen juntos el frijol con el arroz o con tortilla de maíz. El frijol también es rico en vitaminas del complejo B y otros minerales como el Calcio. Contiene fibra que ayuda a eliminar los residuos del intestino.

f1f2

f4f3

Enseñémosle a las madres a comparar el costo de cada uno de ellos y el aporte nutricional respectivo que le brindan a un bebé en crecimiento.

El frijol y el huevo llenan también la necesidad del aprendizaje para saborear, masticar y tragar alimentos naturales, saludables, sin provocar adicción, ni efectos tóxicos.

ANEXO 1

  • De los alimentos obtenemos las proteínas que construyen nuestros tejidos, las grasas y carbohidratos (CHI) que aportan la energía que el cuerpo utiliza en todas sus funciones. El hierro es un mineral indispensable para fabricar la hemoglobina de los glóbulos rojos.

  • Los alimentos de origen animal contienen las proteínas completas. Los de origen vegetal, como las leguminosas -exceptuando la soya que tiene completas – y los cereales, tienen proteínas incompletas.

  • Nuestro organismo utiliza y aprovecha las proteínas de los frijoles como proteínas completas cuando los acompañamos con tortilla o con arroz, porque lo que le sobra al uno, le falta al otro y viceversa. Entre ambos grupos, leguminosas y cereales, cada uno llena el vacío que tiene el otro. Son como un matrimonio perfecto.

  • En el siguiente cuadro se comparan las cantidades de macronutrientes, hierro y energía que contienen algunos alimentos naturales con los de un producto manufacturado.

Cuadro comparativo

Contenido de macronutrientes y energía

Porción del alimento kcalorías Proteínas/g. Grasa/ g. CHO /g. Hierro/mg
1 Huevo cocido 78 7 * 5 ⁺ 0 0.57
½ taza frijoles cocidos sin sopa 117 7** <1 22 2.23
1 taza sopa Maggi preparada 55.7 2** 1.3 ⁺⁺ 9 0.2

*Proteínas completas: tienen todos los aminoácidos esenciales para construcción

**Proteínas incompletas: le falta uno o más aminoácidos esenciales

Grasas saludables, incluye omega tres

⁺⁺ ¿grasa trans?

Autora: Petronila Terán MD, MSc

Managua junio 2015

Anuncios