Sopas Maggi vs. Comida de Verdad

Desengañemos a las madres sobre el mito de la sopa Maggi

¨…Hay que reconocer que los objetos producto de la técnica no son neutros, porque crean un entramado que termina condicionando los estilos de vida y orientan las posibilidades sociales en la línea de los intereses de determinados grupos de poder…(107)¨..¨…Dado que el mercado tiende a crear un mecanismo compulsivo para colocar sus productos, las personas terminan sumergidas en la vorágine de las compras y gastos innecesarios… (203)¨. Papa Francisco, Carta Encíclica ¨Laudato Si¨, Aciprensa, 18 junio 2015.

Desde hace unas tres décadas las madres nicaragüenses han estado sustituyendo las comiditas caseras nutritivas por las sopas Maggi (que llevan el tóxico Glutamato Monosódico) durante el proceso del destete de sus bebés. Consideran que es un producto muy barato, con propiedades altamente nutritivas (al igual que las sopas caseras), fácil de preparar y “a ellos les encanta’. Si analizamos sus propiedades comparando los precios al menudeo, con el dinero que las madres pueden comprar dos huevos, solamente les ajusta para comprar un sobre de sopa Maggi. Dejando de gastar semanalmente en tres sobres de sopa deshidratada ellas pueden comprar seis huevos para alimentar a un bebé de un año, durante seis días a la semana y así podrían prevenir la desnutrición crónica infantil.

Sigue leyendo

La Ruta Maya y el ADN de los mayas

¨Los chortís son un pueblo pequeño pero obstinado por sobrevivir, por mantener su identidad y por perpetuarse como una hazaña de la humanidad¨ Mosquera Aguilar, A.

GRAN JAGUAREl turismo en la Ruta Maya de Guatemala permite visitar espectaculares monumentos arqueológicos de la deslumbrante civilización maya. Así como se han ido descubriendo entre la espesura de la selva grandes pirámides y ciudades, está pendiente rescatar en la actual sociedad guatemalteca el ADN de los antiguos ciudadanos y ciudadanas mayas, interrumpir su agonía, para que ellas y ellos lleguen a obtener el disfrute permanente y evolutivo de los potenciales con que el ser humano fue dotado desde antes de nacer.

Leyendo los fragmentos de la carta dirigida desde Guatemala a mi hija Xibalbay Gámez Terán en Managua a mediados de los noventa podemos reconstruir fotográficamente el estado de la etnia maya chortí en su entorno. Un testimonio recién encontrado entre papeles olvidados y que me hace llorar cada vez que lo leo. Lo peor del caso, es que buscando en la web noticias al respecto, me encontré que el tiempo se detuvo y que al igual que hace veinte años los chortís de Pelillo Negro, verdaderos descendientes de los mayas, continúan secuestrados, atrapados en el Municipio de Jocotán, Departamento de Chiquimula, Guatemala.

Sigue leyendo

Dos rieles para el tren de la Nutrición Infantil

Así como los trenes se desplazan sobre dos rieles, el desarrollo infantil necesita avanzar sobre dos rieles: salud física y salud mental. Con salud física y mental de la mujer embarazada se pueden prevenir nacimientos con deformidades y la desnutrición intrauterina.

En los primeros 3 años de vida se aprende a pensar, hablar, a aprender, se adquieren valores y comportamientos sociales que acompañarán al ser humano. “Los efectos de lo que ocurre en el período prenatal y durante los primeros meses y años del niño pueden durar toda la vida”. La salud física y mental se promueve con una alimentación adecuada y estimulación temprana desde el nacimiento hasta los mil días cumplidos. Si falta una de ellos, falla el desarrollo.

La nutrición también viaja en dos rieles, lactancia materna exclusiva por seis meses y alimentación complementaria a partir del sexto mes, sin sustituir o descontinuar lactancia materna hasta los mil días de edad. Si falta uno de estos rieles, también falla el crecimiento.

dos rieles para el tren de la nutricion 1dos rieles para el tren2

En América Latina y el Caribe la desnutrición crónica infantil es el problema nutricional más relevante en la región (OPS, 2009). El diagnóstico se basa en la talla. ¨Por eso el niño promedio de la región, exceptuando el niño haitiano es de baja estatura y regordete… ¨ Una estatura baja para la edad refleja agresión nutricional acumulada por la no exclusividad de la lactancia materna, por alimentación complementaria inapropiada y por infecciones repetidas… El período de los primeros mil días representa la ventana de oportunidad crítica para poder prevenir el retraso en el crecimiento post-natal. Mejorar el crecimiento lineal (estatura) en esta etapa es el mayor reto para la salud pública… ¨La cantidad de alimentos no es el problema, sino la calidad de los mismos¨. OPS recomienda enfoques de corto y de largo plazo. En el corto plazo la prevención de la desnutrición crónica infantil requiere la protección, promoción y apoyo de la lactancia materna, brindar consejería y adiestramiento sobre una alimentación complementaria apropiada, entre otros.

dos rieles para el tren de la nutricion4

En Perú se ha logrado mejorar el crecimiento lineal con programas de consejería hacia las madres. Se elevó las tasas de lactancia materna exclusiva, reduciendo prácticas inadecuadas como el uso de otras leches en pachas y la introducción de otros alimentos antes de 6 meses de edad. Primero se investigó los alimentos apropiados accesibles para alimentar al niño pequeño a partir del sexto mes y luego alentar su consumo.

UNICEF (2010) recomendó a los gobiernos mesoamericanos: elaborar una Política Nacional y Plan de Acción de Nutrición y Alimentación del Lactante y Niño Pequeño; inclusión del tema nutricional en la currícula del sector salud, abogacía y comunicación para cambios sociales, entre otros.

Desnutrición Cronica Infantil2En Nicaragua se propicia la desnutrición crónica infantil con presiones sociales e intereses comerciales que perpetúan mitos y tabúes sobre la alimentación del lactante y niño pequeño. Brindando consejería pertinente dirigida a las familias, diseminada desde todos los ámbitos, se pueden alcanzar prácticas alimentarias mejoradas y reducir las tasas de desnutrición crónica infantil. Hay ejemplos a considerar de consejería en Lactancia Materna y Educación Nutricional con logros en la transformación de comportamientos mediante la capacitación de embarazadas y madres lactantes de sectores marginados desde 2005 (SOYNICA), con un Programa de Atención al Desarrollo Temprano de 0 a 3 años de edad.

Difundiendo las Cartillas de Educación Temprana del Programa Amor para los Más Chiquitos, Nicaragua dispone de una política enfocada en la niñez. Es una estrategia de comunicación social de impacto nacional, dirigida a la familia nicaragüense para la promoción de modelos educativos de crianza basados en relaciones familiares saludables y estimulantes para el desarrollo de los niños y niñas. Es el riel del desarrollo mental. Sin embargo, para que sea un programa de verdadero desarrollo integral hace falta incluir las recomendaciones de OPS relativas a Nutrición y Alimentación del Lactante y Niño Pequeño. Habrá que elaborar las Cartillas de Nutrición Temprana que, reforzando prácticas apropiadas, desvirtúen mitos y tabúes que impiden la optimización de los recursos familiares. Una educación imprescindible en la prevención del daño nutricional en los primeros 3 años de vida. Es el riel que hace falta para que el tren del desarrollo infantil pueda avanzar

Hojas, Vitaminas y Sonrisas

Hojas vitaminas y sonrisas Acelga Hojas vitaminas y sonrisas brocoli Hojas vitaminas y sonrisas Espinaca la Stevia 1

La Salud Preventiva puede lograr mejores resultados con menos recursos que la Salud Correctiva, tal es el caso de la prevención del Labio Leporino mediante la ingesta adecuada de Acido fólico tal como se explica a continuación.

En nuestro país Operación Sonrisa organiza y apoya jornadas de cirugías reconstructivas de fisuras del labio y del paladar (labio leporino) en la niñez. Con admiración y respeto celebramos las intervenciones realizadas por expertos cirujanos y el apoyo solidario y coordinado con el  Ministerio de Salud, Minsa, de múltiples empresas. Es ejemplar este modelo altruista de las diferentes instancias y la abnegación de los equipos multidisciplinarios que voluntariamente ayudan a la recuperación física y emocional de la niñez sometida a terapias integrales.

Para tener muchísimas bellas sonrisas sin depender de cirugías, sin huellas emocionales a  consecuencia de haber nacido con un defecto en el rostro, habrá que complementar este esfuerzo curativo sociedad-Estado, integrando además el componente preventivo.

Universalmente se ha demostrado que niveles suficientes de ácido fólico (folatos) en el organismo de la mujer desde antes y durante el embarazo previenen 50% de todas las anomalías congénitas; asimismo previenen 70% de los defectos del tubo neural (mielo-meningocele).

Estudios en animales de experimentación muestran que la deficiencia materna de ácido fólico durante la gestación provoca hendiduras faciales en la cría. Un estudio en Holanda (Steegers-Theunissen, Am. J. Ep, 2003) encontró variaciones genéticas en la utilización del ácido fólico y que la/los nacidos con labio leporino procedían de madres cuyo organismo tenía una limitada utilización del ácido fólico.

Según el Dr. Bennun, presidente de la Asociación Piel Cirugía Plástica Infantil en Argentina, 80% de la niñez afectada en su país con labio leporino proviene de los sectores desfavorecidos, afectados con deficiencias nutricionales. Afirma que se puede prevenir administrando a la mujer altas dosis de folatos desde antes del embarazo y durante las primeras 4 u 8 semanas de gestación, período en que se forma la cara, posteriormente es ineficaz.

La función de los folatos es activar las enzimas celulares para fabricar el ADN y construir nuevas células. Son muy sensibles a la insuficiencia de folatos los tejidos del embrión humano, que atraviesan el período de mayor multiplicación y diferenciación de órganos y tejidos.

El nombre de folatos viene de foliaje  (follaje),  vitamina del complejo B que se encuentra en las hojas verdes de hortalizas como zanahoria, remolacha, rábano, en el aguacate, melón, brócoli, en la espinaca, frijolitos tiernos, diversas frutas y yema del huevo. Sus mejores fuentes son frutas crudas y hortalizas.

Llenamos nuestras reservas de folatos comiendo diariamente cinco porciones de frutas y hortalizas (hojas verdes). A nivel mundial se estima que no hay un consumo generalizado y suficiente de las mismas; que la mitad de los embarazos no son planificados, que la mujer se da cuenta de su embarazo después del primer o segundo mes, ya superado el período crítico para desarrollar mielo-meningocele y labio leporino.

Por ello también se recomienda agregar una dosis diaria de ácido fólico en tabletas (suplemento) a mujeres en edad fértil y sexualmente activas aún sin embarazo. Los países que han masificado la suplementación con folatos en este grupo vulnerable han disminuido radicalmente la frecuencia de nacimientos con labio leporino.

En  Nicaragua es apremiante lograr la superación de los tabúes que impiden hábitos alimenticios apropiados de niñas, adolescentes y mujeres que excluyen las frutas crudas, las hojas verdes, el huevo y otros alimentos ricos en ácido fólico. Mientras  se gasta en refrescos de agua de azúcar y colorantes, en los mercados de Managua se desperdician toneladas de hojas verdes que podrían procesarse y transformase en extracto foliar, rico en ácido fólico, hierro, calcio y carotenos. El hábito de comer fruta cruda todos los días debe comenzar desde los seis meses de edad y continuar durante toda la vida.

Integrando los actores sociales (sensibilizados y dispuestos a trabajar por nuestra niñez), a las acciones prioritarias de la  Política de Seguridad y Soberanía Alimentaria, orientadas a mejorar los patrones de alimentación y nutrición, puede disminuirse la frecuencia de nacimientos con labio leporino.

Entre cirujanos, empresas y voluntariado que históricamente han estado contribuyendo con las jornadas de la Operación Sonrisa se podría realizar un plan educativo dirigido a la mujer en edad fértil y sexualmente activa propiciándole hábitos inclusivos de alimentos ricos en folatos y motivando a este grupo vulnerable para que demande el suministro de tabletas de ácido fólico para tomarlas desde antes del embarazo, distribuidas constante y gratuitamente a nivel de: cooperativas, asociaciones de mujeres, zonas francas, iglesias, escuelas primarias (maestras), centros de educación media, técnica y superior y comunidades rurales. Así se podrá reducir en 40% los nacimientos con labio leporino.

* La autora es Pediatra, Máster en Nutrición y Seguridad Alimentaria.

Mitos y Tabúes Cabalgan Sobre la Desnutrición Crónica Infantil

A raíz de la destrucción de la cultura del amamantamiento surgieron múltiples dudas que han estado reforzando la cultura de la alimentación extrahumana.  Destrucción que  surgió en salas de maternidad de  los sistemas de salud y seguridad social, en donde las crías fueron separadas de sus madres desde el nacimiento y fueron alimentadas con biberones por el personal de salud.  Así es que,  las generaciones de mujeres que ahora son bisabuelas y abuelas perdieron la oportunidad de adiestrarse con los secretos de sus ancestras para alimentar con su pecho a los recién nacidos sin depender de otras fuentes.  Y como criaron con biberones o pachas, en una alimentación combinada con el  pecho, o totalmente extrahumana, tuvieron una lactancia materna fallida.  La experiencia les enseñó que no es posible criar exclusivamente al  pecho.  Pertenecen a la cultura del biberón y transmiten ideas erróneas, negativas sobre una lactancia pura y exclusiva.  De allí viene la lluvia de mitos que tiene empapadas hasta la médula a las actuales madres. Estos mitos son la fuente que nutre sus prácticas, con las que se ha construido un modelo de alimentación que obvia el recurso natural más valioso, la leche humana y subutiliza los recursos familiares en la búsqueda de alimentos industrializados. Modelo que altera el crecimiento esperado, el  desarrollo  psicológico,  neurológico y social en la primera infancia. Los mitos y tabúes son los jinetes que cabalgan sobre la desnutrición crónica infantil.  Algunos de estos mitos son:

Mito 1. Mientras baja la leche, hay que alimentar con otra bebida.  FALSO: esto impide la succión al seno, que es lo que provoca la bajada de la leche. Quien aprende a succionar mamaderas,  imposible que agarre el pecho.  No es necesario preguntárselo a los ganaderos, sin duda le pegan el ternero a la vaca lo antes posible y también para poder ordeñarla.

 Mito 2 . La leche materna no se produce  lo suficiente, o es muy aguada (chirrre),  se queda con hambre, insatisfecho. FALSO: hay que amamantar seguidito en los primeros meses para poder estimular la producción de la leche, sin la interferencia de las pachas.  La leche materna es de muy fácil y rápida digestión.  Las madres creen que sustentan más las leches enteras,  que son de difícil digestión porque son para el ternero, que tiene 4 estómagos. La mujer que amamanta exclusivamente produce más de lo que su cría necesita. Las propiedades nutricionales de la leche materna son únicas para la especie humana, las fórmulas industriales (vaca o soya) sólo  intentan imitarlas.

 Mito 3. El atol es un gran alimento para los bebés. FALSO: sólo hay que preguntar a los ganaderos la razón por la cual no alimentan a los terneros de sus vacas con atoles.  Dicen que se les moriría el ternero,  ¿y un  bebé no se muere?

Mito 4.  Antes de los seis meses es necesaria  la introducción de fresquitos, agüita, comiditas. FALSO: la leche materna es suficiente en todos los aspectos para criar al ser humano durante los primeros seis meses de vida.  La introducción de otras bebidas o comidas disminuye la producción de leche, induce al destete precoz. Favorece todo tipo de infecciones, alergias y  otros, por lo tanto, conduce a la desnutrición crónica infantil.

En relación a la alimentación a partir de los seis meses de edad,  proceso que no ha de sustituir al pecho, sino que lo complementa. Que ha de ser gradualmente progresiva hasta llegar a ser la misma alimentación que come la familia a los doce meses de edad y a un destete total alrededor de los dos a tres años de edad.  Hay causas ocultas muy antiguas sobre el origen de mitos y tabúes que están propiciando  prácticas inadecuadas en esta etapa  Lo que es visible y evidente es que las presiones publicitarias más recientes han dado mucho prestigio a las leches de pote (o de bolsa) y a las comiditas industrializadas infantiles.  Que el personal  de salud se ha involucrado como agente promotor de ellas.  Las madres más pobres intentan asegurar a sus bebés lo que ellas asumen que comen los hijos de las clases pudientes.    He aquí algunos mitos y tabúes:

Mito 1: La sopa de frijoles del primer hervor previene o cura la anemia. FALSO: la sopa del frijol no contiene hierro, ni proteínas, sólo un colorante, tanino, que interfiere con la absorción del hierro por el intestino. Todos los nutrientes están en el propio grano del frijol.

Mito 2. Las sopas de cualquier carne o las sustancias de las mismas son alimentos especiales para bebés. FALSO: el principal nutriente de las carnes, las proteínas,  no pasan a las sopas, porque al cocerlas no se disuelven en el agua. Esto impide que las y los tiernos empiecen a comer carnes de una consistencia tal que estimule la masticación, la dentición y una buena nutrición. La industria se ha aprovechado de este mito para  vender las sopas de sobre, que contienen pollo solamente en el empaque, en el interior sólo hay tallarines (almidón) y  saborizantes.  Con lo que gastan las madres semanalmente en productos empacados a base de harinas como galletas comerciales, harinas molidas (cereal de arroz, trigo y miel, cinco cereales, etc), sopas de sobre, leches industrializadas, podrían comprar una libra de carne molida sólo para alimentar a su infante mayor de seis meses y garantizarla durante una semana si la cocinan y la almacenan congelada.  Si fuera cierto el mito de la sopa, el papá se tomaría toda la sopa, sin tortilla, ni yuca, ni carne, quedaría satisfecho sólo con el líquido, el resto lo botarían, porque ya sólo sería el bagazo. Si las y los bebés no aprenden a masticar y a tragar las carnes (pollo o res) antes de los 8 a 9 meses de edad, cuando llegan al año  de edad y las madres les ofrecen los pedazos de carne entera, la chupan y la tiran al suelo, el perrito de la casa se alimenta mejor.

Tabú 1.  El frijol da diarrea, o la caspa del  frijol es dañina, por ello les dan sólo la sopa, o los cuelan  o les den  el gallo pinto sin frijol. FALSO el frijol, junto con la soya, es la mejor fuente vegetal de proteínas y de hierro.  Se ha de introducir en la alimentación diaria desde los seis meses de edad, sin colar, sólo machacados y ya enteros, a los doce meses o antes. Propicia hábitos saludables de alimentación para toda la  vida.

Tabú 2. El huevo da enfermedades como albúmina, colesterol y otras innombrables. FALSO: el huevo de gallina, después de la leche materna, es el alimento modelo que ha sido tomado como referencia para medir la calidad de las proteínas de los alimentos de todas las especies vegetales y animales. Es de fácil masticación y digestión. Con lo que una madre gasta semanalmente  en  sopas de sobre y purés de frutas envasados para su bebe, tiene suficientes reales  para dejar de engañarle el hambre con harinas y garantizar un huevo diario para toda la semana, especialmente si no le dio carne.  Los alimentos de origen animal  complementarios a la leche materna son fundamentales para prevenir la desnutrición crónica infantil durante el proceso del destete, que va de los seis meses a los un mil días de edad.

Petronila Terán MD, MSc. Managua, 3 de enero 2012