Tesis Lactancia Materna Dra. Terán

En esta ocasión les compartimos la Tesis de graduación Máster en Nutrición de la Dra. Petronila Terán, el título completo es:

CARACTERIZACIÓN DEL PROCESO DE RELACTACIÓN EN INFANTES DURANTE SU HOSPITALIZACIÓN POR ENFERMEDAD EN EL SERVICIO DE LACTANTES DEL HOSPITAL INFANTIL LA MASCOTA, MANAGUA.

Este estudio es único porque describe el proceso de relactación de infantes que estaban hospitalizados por enfermedad aguda.  Ambos binomios, madre e hijo,  no permanecían en un ambiente óptimo, relajado, en el hogar.  Eran madres sometidas a mucho estrés por la incomodidad de permanecer allí día y noche, desveladas, compartiendo el sufrimiento de sus bebés.  Y de bebés que estaban recibiendo medicamentos intravenosos u otras terapias.  Sin embargo, al practicar toda una metodología de enseñanza-aprendizaje ofrecida por el personal de la institución, las madres lograron la relactación de sus hijos e hijas en un período muy corto, sin prolongar la estadía hospitalaria.Este modelo puede adaptarse a los hospitales pediátricos con salitas para bebés en la edad de la lactancia.

En este link pueden descargar la tesis en PDF:

Tesis Lactancia Materna Dra. Petronila Terán

GUÍA DE ALIMENTACIÓN DURANTE EL DESTETE

30. Obstaculos a la lactancia exitosa

En los Vínculos que se presentan a continuación puedes leer y descargar información muy completa y útil para una correcta alimentación de los bebés durante el destete, es decir después del período de 6 meses de lactancia exclusiva. Estos documentos fueron redactados hace algunos años pero siguen teniendo total vigencia en la actualidad.

30 mitos a vaciar

Tal como se explica a continuación, lo primero es aclarar falsas creencias, tabú es y mitos que existen en torno a la alimentación infantil y después adquirir los conocimientos necesarios para brindarles una alimentación adecuada.

.

.

GUÍA DE ALIMENTACIÓN DURANTE EL DESTETE

Para una adecuada nutrición de los pequeños es importante también conocer las características, ventajas y desventajas de los distintos tipos de leches: leche materna, leche entera y leches modificadas, esta información la puedes consultar en el siguiente artículo.

COMPARANDO TIPOS DE LECHES PARA LOS BEBÉS

*La autora es Pediatra, Máster en Nutrición y Seguridad Alimentaria.

VIDEO: Alimentación de niñas y niños menores de 2 años

En los videos siguientes se presenta la información básica para la correcta alimentación de los menores de 2 años, y de esta manera lograr que crezcan saludables y libres de desnutrición.

“Con lactancia materna y alimentos naturales podemos alimentar bien a nuestros hijos e hijas”

“En las manos de nuestra familia esta prevenir la desnutrición infantil”

El contenido esta divido en 2 Capítulos:

Capitulo 1

Capítulo 2

Créditos:

TÍTULO: La alimentación de menores de dos años.

Nicaragua, 2008

Esta es una producción que fue realizada con el apoyo de:

Intermón Oxfam                     – SOYNICA                     – Obra Social Fundación “La Caixa”

Directora Ejecutiva: Luci Morren

Productora General: Ruth López

Producción y Fuente de Información: Dra. Petronila Terán, Pediatra y Msc en Nutrición y Seguridad Alimentaria. 

Realización y Guión: Mireya Canales

Agradecimientos:

Sharon Estrada

Gema Lacayo Estrada

Agueda Sirías

Kiara Pérez Sirías

Luis Pérez,

Dra Indiana Talavera

Alice Blanco López

Elías Mendoza Blanco

Zenaida Díaz

Mirtha James

Nereyda González

María Gabriela Martínez

Martha Hernandez

Mirtha Martínez

Herenia Miranda

Wendy Alvarado

Centro de Salud Carlos Rugama

Derechos Reservados, Nicaragua, 2008

Mitos sobre las ¨Mágicas superleches¨

¨No podemos indefinidamente continuar gobernados por el mercado, sino que tenemos que gobernar al mercado¨ 
José (Pepe) Mujica, Presidente de Uruguay. Asamblea General de la ONU, 2013

 En el último quinquenio han surgido mitos creados por médicos y nutricionistas de fórmulas lácteas ¨enriquecidas¨ que empobrecen y distorsionan aún más nuestra cultura alimentaria hacia la niñez.

formulas infantiles pediasureEs el caso de PediaSure, fórmula sin lactosa, obtenida del suero de la leche de vaca. Sus propiedades nutricionales no difieren de otras fórmulas infantiles, sin embargo se promociona como la gran solución para la desnutrición infantil. Nota: Para mayor información consulte el artículo “Comparación de tres Fórmulas Infantiles”

El verdadero Super-Alimento para prevenir la desnutrición y reforzar el sistema inmunológico es la Leche Materna, en cambio las fórmulas industriales corren riesgo de contaminación biológica debido a las condiciones higiénicas del hogar en donde se prepara, así como durante el proceso de fabricación, tal como se muestra a continuación:

Formulas Infantiles 2

PediaSure no ha sido promovida explícitamente para los menores de seis meses que necesitan lactancia materna exclusiva y tampoco para los mayores de seis meses que necesitan continuar con el pecho y recibir otro tipo de alimentos sólidos, con alimentos diversificados, complementarios de energía y proteínas y como fuente de las vitaminas, minerales y fibra (deficientes en cualquier tipo de leche para esta edad). Pero la publicidad es muy engañosa.

El fabricante dice: ¨un suplemento se utiliza cuando una persona no puede recibir alimentación normalmente por vía oral (boca), por esta razón se debe buscar un suplemento que reemplace los alimentos y promueva el aporte clórico de los nutrientes de acuerdo a la necesidad de cada individuo. En cambio, el complemento se suministra adicionalmente a la comida¨.

La publicidad del fabricante Abbott sobre esta marca genera confusión. Ya que es promovida tanto como un suplemento, como un complemento. Tanto para mayores de un año, como para mayores de dos años. Ejemplos: ¨PediaSure es una nutrición completa y balanceada para alimentación oral o por sonda como única fuente de nutrientes o como un suplemento para niños de 2 a 10 años de edad¨. Pero cualquier niño de 2 a 10 años de edad, con las dos tazas diarias indicadas de esta superleche como suplemento, en pocos días se muere de hambre. Y si es como complemento de sus tiempos de comida, no lo necesita porque tampoco necesita beber más leche (o derivados lácteos) de la que ya recibe.

Según la nueva generación de PediaSure (Managua, 2009), que combina fibra y flora bacilar (Simbióticos), que¨ potencia el sistema inmunológico¨. Estudios científicos no han encontrado beneficios de agregar probióticos (flora bacilar) y prebióticos (fibra) a los alimentos infantiles (The Cochrane Library). Los bebés mayores de seis meses necesitan comer frijoles y otros vegetales como fuente de fibra y con el pecho materno obtienen suficiente inmunidad. Después de los dos años los probióticos están en la cuajada, los quesos, yogurt, etc, no necesitan recibir una fórmula especial que los contenga.

Veladamente esta publicidad va dirigida a reemplazar a la leche materna durante la edad de la lactancia, que va de cero a veinticuatro meses de edad. No es una casualidad que los pediatras la están recetando para ¨curar bebés desnutridos¨ incluyendo a los menores de un año de edad.

Sigue el fabricante ¨También está indicada en una condición especial. La condición especial se refiere a cualquier enfermedad que pueda sufrir el niño ya sea metabólica, crónica, o terminal. En esos casos el niño podría requerir una dieta especial. Pero por otro lado puede haber algún indicador (inapetencia, pérdida de peso, intolerancia a alimentos) que detecte trastornos alimentarios como obesidad o bajo peso¨.

O sea, que esta superleche está indicada para todas las patologías infantiles de menores de diez años de edad, desde la delgadez hasta la gordura. Es un producto mágico. Y así es considerado por pediatras y nutricionistas: La recomiendan a diestra y siniestra a sus pacientes, tanto a madres pudientes como las de los sectores más desfavorecidos del país. En la TV es frecuente que estas madres lleguen a pedir ayuda monetaria a la teleaudiencia para comprar potes de esta mágica superleche que le va a curar a un niño con grave lesión cerebral, por ejemplo.

Siguiendo los mitos creados por los profesionales también hay consejos de madre a madre, ante cualquier queja sobre la salud de su hijo ¨¿ya le diste la PediaSure?¨. Incluso el INSS la está importando para sus asegurados, porque lo que dice la Abbott es la Ley.

Es una lástima que los académicos y autoridades de salud no hayan realizado un pequeño estudio sobre los efectos nutricionales de este producto. Pero cada profesional que lo indique, al menos debería hacer una evaluación de los efectos sobre sus pacientes. No debería dejar ir la receta sin saber qué pasó con el/ la niña consumidor/a, ¿cuánto gastó? ¿qué alimentos dejó de comprar con ese dinero? ¿qué alimentos dejó de comer por estar tomando esa superleche? Monitorear a cada niño o niña a quien le receten la mágica superleche sería muy beneficioso si se está jugando a ser el Pediatra más prestigioso, actualizado en materia de nutrición-alimentación.

Analizando solamente el caso del ¨desgano¨ de un preescolar que tenga inapetencia ¿mejora su apetito con ingerir dos tazas de esa superleche diario? ¿Cómo funciona la PediaSure para restaurar el apetito? ¿y si la falta de apetito es porque no aprendió a comer entre los seis meses y un año, y solo le dieron galletas, sustancias, sopitas, sopa maggi, juguitos, fresquitos, café negro, y además un excesivo número de tomas de leche y ahora, que le ofrecen los alimentos de la olla familiar los rechaza ?

Porque yo he atendido niños de año y medio que se bebían hasta dos litros diarios de leche, ¿con qué estómago iban a querer comer?. También he atendido lactantes de nueve meses que, sumándoles las tomas del pecho materno, más las pachas de leche Nido, más las de PediaSure, tomaban leche doce veces diarias, el número de veces que mama un recién nacido. Por supuesto que estaban desnutridos, desganados, no comían porque pasaban haciendo la digestión día y noche con esa dieta láctea. Y con lo que la madre gastaba en esos envases de leche, pudo tener la mejor alimentación del mundo si el Pediatra le hubiera escrito un plan de alimentación complementaria al pecho apropiado para su edad.

Así podríamos ir analizando cada una de las indicaciones de esta superleche y sacaríamos conclusiones bastante racionales y lógicas sobre su uso y costo-beneficio.

¿O es que en realidad estamos más preocupados por la nutrición de la Abbott que por la de nuestra niñez? DIGESA en Perú-2010 reportó la venta de sucedáneos (sustitutos) de la leche materna en cincuenta y tres millones y medio de Dólares en un año, ocupando PediaSure el segundo lugar más vendido. En un solo país, Colombia-2009, en un sólo año PediaSure tuvo ventas por casi once millones de Dólares. ¿cómo ha conseguido Abbott este mercado?

El secreto para convertir en consumidores a nuestros países es la extrema dependencia no sólo político-económica, sino intelectual, ya que la industria farmacéutica se ha convertido, con la venia de los profesionales, en la universidad que brinda directamente ¨diplomados¨, ¨maestrías¨ y ¨doctorados¨ al sector salud, especialmente a médicos y nutricionistas. Así lo declaró Abbott en el evento dirigido a 200 pediatras en Managua, agosto, 2009: ¨El seminario se inscribe en la política de Abbott Laboratorios de contribuir a la formación continua y actualización de los médicos pediatras¨.

Otro secreto, en este ejemplo: El Monitoreo del cumplimiento del Código Internacional de Sucedáneos (sutitutos) de la Leche Materna en Panamá (2011) encontró que una de las formas de promover su venta es el patrocinio de pago de participación en congresos nacionales e internacionales de pediatría. Otro tipo de apoyo son fondos para viajes, becas y premios. También se apoya con refrigerios, material de capacitación y almuerzos en diferentes actividades docentes de médicos y enfermeras. Esto implica que el profesional que acepta estos fondos adquiere un compromiso vitalicio para promover el producto, con el pretexto de mejorar la nutrición infantil. Si eso ocurre en Panamá, en donde el estándar de vida de un médico del sector público es varias veces más alto que el nuestro, ¿Qué estará sucediendo en Nicaragua?

* La autora es Pediatra, Máster en Nutrición y Seguridad Alimentaria.

TRES FÓRMULAS INFANTILES COMPARADAS

Las fórmulas infantiles son burdas imitaciones de la leche materna. Carecen de las propiedades nutricionales e inmunológicas que el ser humano debe recibir durante los dos primeros años de su vida a través de la lactancia materna. Cuando estas fórmulas contienen proteínas del suero de la leche de vaca, como sucede con PediaSure, son las beta-lactoglobulinas, causantes de alergia.

La leche materna aporta protección, inmunidad hasta el destete, alrededor de los dos años de edad. Los alimentos complementarios que se inician a los seis meses de edad, van supliendo gradualmente las necesidades de energía y de nutrientes que ninguna leche puede llenar por el tamaño corporal que va en aumento. Las vitaminas y minerales se obtienen de alimentos naturales, comunes, frescos, que se consiguen en todas las comunidades, como frijoles, vegetales amarillos, huevo, frutas frescas.

En la alimentación infantil no son necesarias leches ¨enriquecidas¨ con elementos a los que la industria atribuye poderes inmunológicos, protectores de enfermedades, tampoco para la recuperación de enfermedades, ni de la desnutrición infantil.

También hay que recordar que la leche producida en USA proviene de vacas alimentadas con maíz transgénico y el aceite de soya adicionado es extraído de soya transgénica.

Cuadro Comparativo

formulas infantiles cuadro comparativo2

Análisis y conclusión: En la fórmula PediaSure el azúcar lactosa casi totalmente ha sido sustituido por jarabe de maíz de alta fructosa (causante de hígado graso) y azúcar de caña o sacarosa. Las otras dos marcas no contienen lactosa porque son obtenidas del frijol soya y el endulzante es el mismo. En vez de mantequilla PediaSure contiene aceite vegetal, al igual que las otras dos fórmulas. Las tres fórmulas son similares en cuanto a su contenido energético, proteico y la calidad de sus grasas. Al diluirlas apropiadamente PediaSure contiene 3% de proteína y las otras marcas 3.36% de proteína. La diferencia esencial es que la fuente de la proteína de PediaSure es el suero de la leche de vaca y en las otras dos marcas la proteína es de origen vegetal, de la soya. Hay leves diferencias en cuanto al contenido de vitaminas y minerales. Ej: Nursoy contiene más Calcio y Hierro que las otras, ambas fórmulas de soya contienen más vitamina A y vitamina C que PediaSure. PediaSure tiene más vitaminas del complejo B que las fórmulas de soya, vitaminas que son fácilmente obtenibles de alimentos comunes.
Nota: las fórmulas sin lactosa solamente son adecuadas para quienes sufren de intolerancia congénita a la lactosa (que aparece a los cinco años de edad). Dado que PediaSure no contiene proteína de soya también puede usarse en los casos de alergia a la proteína de soya.

Entre los elementos no esenciales las tres marcas contienen carnitina, manganeso, yodo y cobre. La diferencia de PediaSure con las otras dos marcas es que contiene taurina, elemento no esencial contenido en la leche materna y en muchos otros alimentos. Los elementos traza como Selenio, Cromo, Molibdeno, y mayor cantidad de Magnesio, todos ellos contenidos en alimentos que todo niño mayor de seis meses debe recibir como: carnes, vegetales y granos cultivados en suelos no deficientes en Selenio. En cuanto a los precios, PediaSure es 60% más cara que las otras marcas. Los costos de la publicidad salen de los bolsillos de los consumidores.

Por último podemos concluir que ninguna de estas tres fórmulas tiene las características como para promoverse como solución mágica a la desnutrición infantil.

* La autora es Pediatra, Máster en Nutrición y Seguridad Alimentaria.

Madres adoptivas pueden amamantar

Las mujeres que adoptan tiernitos perfectamente pueden amamantar y eso les brinda la oportunidad de mejorar el vinculo afectivo madre-hijo y a su vez aprovechar las ventajas de la prodigiosa e insustituible leche materna.  Lo que han de hacer es realizar todas las técnicas de relactación, nunca usar pachas o consoladoras y tener paciencia ya que la bajada de la leche se produce entre el cuarto y el décimo día, mientras tanto se alimenta con tacita al bebé después que haya succionado ambos pechos.

En un artículo publicado anteriormente en esta sección hablamos del proceso de Relactación y explicamos las técnicas para lograrla.  Son necesarias la motivación, intención y decisión maternas para pegarse al seno a su hijo frecuentemente hasta lograr una producción adecuada de leche.

lactacion mamas adoptivasFotografía: Gabriela Martínez, SOYNICA, Managua, septiembre 2013

En el Hospital La Mascota (1995), en el Servicio de Lactantes, para menores de un año hospitalizados por enfermedad, realizamos seguimiento durante mes y medio a madres que fueron informadas y adiestradas para relactar.

A pesar de sus condiciones del desvelo, ansiedad y estrés, varias madres decidieron hacerlo como una estrategia para curar rápido a sus hijos con su propia leche y para prevenirles otras y más graves enfermedades.

De las veintitrés madres motivadas, veintidós de ellas lograron la Relactación en el término de dos días y medio a sus bebés menores de seis meses.  Varias nunca habían amamantado y todas ellas habían suprimido el pecho antes del ingreso del/la bebé. No se retuvo a ninguno de los binomios madre-hijo para garantizar el proceso de Relactación, sino que se les dio el alta rutinaria, con un promedio de cinco días de hospitalización.

Esto demostró que cuando una madre recibe la información pertinente y es reforzada en su capacidad, ella puede relactar, independiente del período en que haya sido abandonado el pecho.

El masaje de ambos pechos, la extracción manual y la succión del bebé estimulan unos nervios que mandan señales al cerebro para que se produzca la hormona Prolactina, que a su vez, viaja al tejido mamario y provoca la producción de la leche.  Asimismo el cerebro produce la hormona Oxitocina, que hace que los tejidos mamarios empujen la leche hacia afuera.  Si la madre está muy ansiosa o deprimida, no se produce suficiente Oxitocina, se retiene leche producida y esto es actúa como un bumerang que evita que siga aumentando la producción y salida de la leche. El contentamiento materno es un factor importante para lograr una lactancia exitosa.

Y es que la producción y salida de la leche depende de la succión frecuente del seno materno y del vaciamiento total de la mama. También el masaje de ambos senos y la extracción manual estimulan la producción láctea.  No son imprescindibles el embarazo y el parto.

lactacion mamas adoptivas2Por ello es que también las madres adoptivas pueden amamantar, igualmente las abuelas a sus nieto/as aunque sean menopáusicas.

 En un estudio hecho en USA (Auerbach, Avery, 1980), de doscientos cuarenta madres adoptivas, ochentitrés de ellas nunca habían tenido embarazo, cincuenticinco anteriormente estuvieron embarazadas y no dieron de mamar y ciento dos ya habían amamantado a hijos biológicos.

 Según científicos de la Psicología el beneficio en el largo plazo para hija/os adoptada/os es inconmensurable, ya que su pasado los pudo haber dejado vulnerables emocionalmente y el hecho de amamantar les ayuda a sanar sus heridas.  Además, al fomentar el estrecho contacto madre-hijo no sólo beneficia la producción de leche de una madre adoptiva, sino que ayudará al desarrollo de una relación afectiva positiva.

Las experiencias de madres adoptivas que han amamantado pueden ser un ejemplo a seguir para lograr a que bebés huérfanos (debido a guerras, desastres naturales), e incluso por incompetencia de su madre biológica, sean amamantados por una madre adoptiva, Madre del Corazón.

Petronila Terán
Pediatra, Máster en Nutrición y Seguridad Alimentaria

Dos rieles para el tren de la Nutrición Infantil

Así como los trenes se desplazan sobre dos rieles, el desarrollo infantil necesita avanzar sobre dos rieles: salud física y salud mental. Con salud física y mental de la mujer embarazada se pueden prevenir nacimientos con deformidades y la desnutrición intrauterina.

En los primeros 3 años de vida se aprende a pensar, hablar, a aprender, se adquieren valores y comportamientos sociales que acompañarán al ser humano. “Los efectos de lo que ocurre en el período prenatal y durante los primeros meses y años del niño pueden durar toda la vida”. La salud física y mental se promueve con una alimentación adecuada y estimulación temprana desde el nacimiento hasta los mil días cumplidos. Si falta una de ellos, falla el desarrollo.

La nutrición también viaja en dos rieles, lactancia materna exclusiva por seis meses y alimentación complementaria a partir del sexto mes, sin sustituir o descontinuar lactancia materna hasta los mil días de edad. Si falta uno de estos rieles, también falla el crecimiento.

dos rieles para el tren de la nutricion 1dos rieles para el tren2

En América Latina y el Caribe la desnutrición crónica infantil es el problema nutricional más relevante en la región (OPS, 2009). El diagnóstico se basa en la talla. ¨Por eso el niño promedio de la región, exceptuando el niño haitiano es de baja estatura y regordete… ¨ Una estatura baja para la edad refleja agresión nutricional acumulada por la no exclusividad de la lactancia materna, por alimentación complementaria inapropiada y por infecciones repetidas… El período de los primeros mil días representa la ventana de oportunidad crítica para poder prevenir el retraso en el crecimiento post-natal. Mejorar el crecimiento lineal (estatura) en esta etapa es el mayor reto para la salud pública… ¨La cantidad de alimentos no es el problema, sino la calidad de los mismos¨. OPS recomienda enfoques de corto y de largo plazo. En el corto plazo la prevención de la desnutrición crónica infantil requiere la protección, promoción y apoyo de la lactancia materna, brindar consejería y adiestramiento sobre una alimentación complementaria apropiada, entre otros.

dos rieles para el tren de la nutricion4

En Perú se ha logrado mejorar el crecimiento lineal con programas de consejería hacia las madres. Se elevó las tasas de lactancia materna exclusiva, reduciendo prácticas inadecuadas como el uso de otras leches en pachas y la introducción de otros alimentos antes de 6 meses de edad. Primero se investigó los alimentos apropiados accesibles para alimentar al niño pequeño a partir del sexto mes y luego alentar su consumo.

UNICEF (2010) recomendó a los gobiernos mesoamericanos: elaborar una Política Nacional y Plan de Acción de Nutrición y Alimentación del Lactante y Niño Pequeño; inclusión del tema nutricional en la currícula del sector salud, abogacía y comunicación para cambios sociales, entre otros.

Desnutrición Cronica Infantil2En Nicaragua se propicia la desnutrición crónica infantil con presiones sociales e intereses comerciales que perpetúan mitos y tabúes sobre la alimentación del lactante y niño pequeño. Brindando consejería pertinente dirigida a las familias, diseminada desde todos los ámbitos, se pueden alcanzar prácticas alimentarias mejoradas y reducir las tasas de desnutrición crónica infantil. Hay ejemplos a considerar de consejería en Lactancia Materna y Educación Nutricional con logros en la transformación de comportamientos mediante la capacitación de embarazadas y madres lactantes de sectores marginados desde 2005 (SOYNICA), con un Programa de Atención al Desarrollo Temprano de 0 a 3 años de edad.

Difundiendo las Cartillas de Educación Temprana del Programa Amor para los Más Chiquitos, Nicaragua dispone de una política enfocada en la niñez. Es una estrategia de comunicación social de impacto nacional, dirigida a la familia nicaragüense para la promoción de modelos educativos de crianza basados en relaciones familiares saludables y estimulantes para el desarrollo de los niños y niñas. Es el riel del desarrollo mental. Sin embargo, para que sea un programa de verdadero desarrollo integral hace falta incluir las recomendaciones de OPS relativas a Nutrición y Alimentación del Lactante y Niño Pequeño. Habrá que elaborar las Cartillas de Nutrición Temprana que, reforzando prácticas apropiadas, desvirtúen mitos y tabúes que impiden la optimización de los recursos familiares. Una educación imprescindible en la prevención del daño nutricional en los primeros 3 años de vida. Es el riel que hace falta para que el tren del desarrollo infantil pueda avanzar

Desnutrición Crónica Infantil, ¿qué es?

Las enfermedades crónicas degenerativas de la vida adulta como diabetes, osteoporosis e hipertensión, son el resultado de un proceso dañino acumulativo, de una o más décadas de duración. No es el caso para la desnutrición crónica de la niñez.

Las niñas y niños que nacen sin defectos congénitos, ni alteraciones genéticas y también si reciben una alimentación adecuada, protección y afecto, presentan una velocidad exagerada del crecimiento de sus órganos y del largo de su cuerpo. La rapidez en el crecimiento de niños y niñas va disminuyendo con el transcurso de los meses y de los años. Si al nacer midieron 50 cm de largo, en los primeros tres meses pueden aumentar hasta 9 cm, a los seis meses habrán aumentado unos 15 cm, para un aumento de 25 cm al año de edad. Esta velocidad puede frenarse con cada diarrea, con cada neumonía, con cada infección, que interfieren con el apetito y el aprovechamiento de los nutrientes de parte de su organismo. Si en cada crisis de salud que dura una semana o más, se deja de crecer 1.5 cm de la talla, llegado al año de edad, con cinco infecciones en total, se habrán perdido 7.5 cm de estatura o más. En nuestro medio esto puede pasar desapercibido, porque lo que aspiran las madres es tener una niña o un niño ¨gordito¨. Los comparan con otros niños y niñas de su medio y no se dan cuenta que se están quedando chiquitos. Esto sólo puede ser detectado con mediciones frecuentes de la estatura.

Una alteración del crecimiento en los primeros meses de edad se clasifica como una desnutrición crónica cuando, al compararla con los parámetros de crecimiento de la OMS, la talla en relación a su edad es inferior al límite normal. No se necesitan diez años para tener una desnutrición crónica infantil. La buena noticia es que puede revertirse totalmente durante los primeros un mil días de edad con una intervención adecuada y oportuna, mejorando las prácticas del cuido y la alimentación. Los un mil días incluyen las cuarenta semanas de vida intrauterina más los veinticuatro meses a partir del nacimiento.

Desnutrición Cronica Infantil1

El propósito actual de las unidades de salud de medir frecuentemente no sólo el peso, sino también la talla en la primera infancia, es para poder brindar consejería a la familia e incidir sobre mejores prácticas alimentarias. Después de esta edad, ya no se recupera la estatura que, por razones genéticas, hereditarias, hubiera tenido una persona.

Si se realiza un Censo Nacional de Talla en las escuelas es por la facilidad de medir en todo el territorio la estatura de la niñez de un grupo específico de edad. Esto es un espejo de la historia del crecimiento durante los primeros años de vida. El censo nacional de talla no sirve para recuperar la desnutrición crónica durante la edad escolar. Esa oportunidad ya quedó atrás, en los primeros un mil días de vida. Desnutrición Cronica Infantil2

Los efectos de la desnutrición crónica no tratada oportunamente son irreversibles. En la infancia son causa de un ciclo continuo de enfermedad y desnutrición, repercuten en la capacidad de aprendizaje, concentración, productividad y escolaridad. Es un factor que predispone a la diabetes y obesidad en la vida adulta.

Por ello es que se promueve la lactancia materna exclusiva (sin ningún otro alimento, ni agua) en los primeros seis meses de edad. La introducción de pachas (siempre contaminadas con microbios) en esta etapa favorece las infecciones, y por lo tanto, la desnutrición crónica. Leches de otra especie (vaca o soya) no contienen todos los elementos nutritivos apropiados para el organismo humano. Y mucho menos todos los factores que dan protección, la inmunidad, que son únicos de cada especie. La lactancia materna promueve el desarrollo del cerebro del único mamífero del planeta que nace sin haber completado su desarrollo neurológico, que es el ser humano.

Desnutrición Cronica Infantil3

desnutricion cronica infantil4Sobrepasados los seis meses de edad, es crucial la información y adiestramiento de las madres para que continúen dando lactancia hasta los dos años, o más y la complementen con otros alimentos, que han de ser lo suficientemente nutritivos como para mantener un ritmo de crecimiento deseado, saludable, dentro de los límites esperados, independientes de raza, país y cultura.

En Nicaragua INEC en 1998 encontró niveles de desnutrición crónica en los sectores pobres de 10 por ciento a los 6 meses de edad, y en los sectores no pobres, 10% a los 12 meses de edad. Diez por ciento en los sectores no pobres no es por falta de recursos, sino consecuencia de prácticas inadecuadas de alimentación. Índices de diez por ciento es un problema de salud pública.

En nuestro país ya existe información suficiente y disponible sobre las prácticas inadecuadas de alimentación que realizan las madres durante la edad de la lactancia, que es de dos años y durante el proceso del destete, que va de los 6 seis meses a los 24 o más meses de edad. Las prácticas inadecuadas deberán ser sustituidas por prácticas mejoradas, apropiadas a los recursos familiares, locales y del país para prevenir de una manera efectiva y oportuna la desnutrición crónica infantil.

Lo que si, se puede revertir antes y después de los tres años es la desnutrición aguda, o sea la delgadez en relación a la estatura. Es el caso de los sobrevivientes de hambrunas posteriores a desastres naturales como terremotos, deslaves, inundaciones, guerras, sequías prolongadas y otros. Por falta de alimentos niños y niñas, aunque tengan la estatura adecuada para su edad, se adelgazan demasiado y puede llegar a morir si no se acuden a tiempo.

Según expresó Wilhem van Milink Representante del PMA en Guatemala: ¨La desnutrición crónica es una condena a cadena perpetua. Es algo que si te toca, tienes que vivirlo para toda la vida. La desnutrición aguda es una condena a muerte, si un niño no come bien durante X semanas y no recibe alguna alimentación, se muere. En la crónica, si se dejó pasar el autobús que venía en los mil días, nunca más se puede recuperar¨. 

Petronila Terán Hidalgo
Pediatra, Máster en Nutrición y Seguridad Alimentaria

La Prodigiosa Leche Materna

la Prodigiosa Leche Materna

Un millón de leucocitos por cada mililitro de calostro y un fuerte concentrado de distintas inmunoglobulinas,  es más que un ejército defensor listo para el ataque.  Factores de crecimiento nervioso y de otros tejidos, son más que un equipo ingeniero especializado apoyando la delicada construcción, organización, maduración de células nuevas. Diecisiete hormonas y  veinte tipos de enzimas, todo un sistema bioquímico y biológico transformando unas sustancias en otras mientras los órganos y sistemas digestivos, hormonales, inmunológicos  del ser humano alcanzan la madurez para hacerlo eficientemente y de forma autónoma.  La oxitocina y las endorfinas, hormonas  liberadas durante el parto y lactancia pasan a leche materna propiciando sentimientos de la madre y de la cría de felicidad, comportamientos de apego, protección, dependencia mutua y fortalecimiento del sistema inmunológico del bebé.…! Es la prodigiosa leche materna!  Un tejido vivo, irreemplazable, procesado después de una larguísima cadena evolutiva.

La producción de leche por los mamíferos ha sido transmitida  de una generación a otra durante millones de años con su consiguiente evolución y perfeccionamiento adaptados a las distintas especies.  Desde los mamíferos primitivos del Jurásico de la era Mesozoica que inició hace 200 millones de años, pasando por las tatarabuelas de todos los mamíferos placentarios de hace 160 millones de años, por los primates hace 30 millones de años, por los homínidos  de hace 3.75 millones de años, por el homo antiguo de hace 2 millones de años, hasta la única población de homo sapiens que se originó hace 200 mil años.  Así como  evolucionaron las distintas especies mamíferas, evolucionó la leche materna hasta llegar a la del ser humano.

Cada especie mamífera dispone de una leche perfectamente adaptada a las necesidades del crecimiento, desarrollo y  al entorno físico del lactante. La leche de foca antártica contiene 50% de grasa para que la cría pueda cuadruplicar su peso a los 45 días del destete y sobreviva temperaturas polares.   La leche de roedores contiene ocho veces más proteínas que  la humana porque las ratas duplican su peso a los cinco días, mientras que los humanos lo hacen a los 150 días. El contenido de calcio en la leche de vaca  es cuatro veces el de la leche humana y  el triple de proteínas porque los terneros crecen con más rapidez, duplican su peso al mes y medio,  tienen un esqueleto de mayor tamaño que los niños y por lo tanto necesitan más calcio.

La leche entera de vaca contiene 82% de sus proteínas en forma de caseína y el resto son las proteínas del suero.  Las leches modificadas de vaca, llamadas maternizadas, contienen más proteínas del suero porque son elaboradas del suero sobrante después de hacer el  queso con la caseína.  Ambas empacadas en atractivos envases que anuncian maravillosos contenidos, siendo siempre de vaca.  La entera solamente sin el agua  y  la otra, hecha del suero, con aceites vegetales en vez de mantequilla,  vitaminas y minerales adicionados imitando a los de  la leche humana.  La publicidad dirigida a las madres de menos recursos invita a usar leches enteras según las distintas etapas del crecimiento infantil: etapa uno, dos… solamente porque le agregaron fibra y hierro.

La leche humana contiene predominantemente proteínas del suero.  En lo único que se parecen las leches modificadas a la humana es que la digestión proteica es más fácil porque las proteínas del suero son más pequeñas que la caseína de la leche entera.  La diferencia significativa es que ellas no contienen los factores vivos, insustituibles, que contiene la leche humana, ni los cambios que experimenta a través del día según las necesidades.

Tampoco podrá lograrse con los avances científicos porque al someter estas leches a los procesos industriales, se destruye la capacidad funcional de todos los factores biológicos. Ejemplo: para digerir eficientemente  el aceite omega-3 se necesitan las lipasas, enzimas escasas producidas por el páncreas inmaduro del lactante, entonces las lipasas de la  leche materna asumen este rol.  Las enzimas son aniquiladas por temperaturas de la desinfección y empacado.

Otra diferencia crucial es que las proteínas de las leches modificadas (del suero de la leche de vaca) son beta-lactoglobulinas y las de la leche materna son alfa-lactoalbúminas.  Las primeras por sí solas son capaces de inducir alergias, las segundas no causan alergia.  O sea, que las proteínas de las leches mal llamadas maternizadas son un gran concentrado de agentes alergénicos, productores de alergias.  Posiblemente es la causa del aumento de las alergias a nivel mundial.

*La autora es Pediatra, Máster en Nutrición y Seguridad Alimentaria

Lactancia Materna contra Cánceres

LACTANCIA-MATERNA-DAR-EL-PECHO-VIDEOMientras en el primer mundo muchas madres prefieren amamantar que alimentar con leches modificadas y los científicos independientes descubren nuevas propiedades de la leche materna, dentro del subdesarrollo muchos agentes de salud continuamos reforzando mitos y tabúes en contra de la lactancia materna y actuamos como publicistas e impulsadoras de leches especiales (hipoalergénicas, etc).

Desde hace décadas se sabía que el tejido linfático que rodea al intestino y los bronquios de la madre se encarga de fabricar las Inmunoglobulinas A (Ig As) que viajan por la sangre hasta llegar al seno materno y pasar a la leche. Por intermedio de este eje entero-bronco-mamario la leche materna contiene anticuerpos IgAs contra todos los microorganismos y antígenos alimentarios a que la madre ha sido expuesta durante toda su vida.

Lactancia materna y prevencio de cancerEstas inmunoglobulinas atacan a nueve clases de bacterias, a siete clases de virus, a un tipo de parásito y a ciertos hongos. Como los microorganismos sufren mutaciones, según el ambiente de procedencia son sensibles o resistentes a los tratamientos. Ejemplo: las bacterias que pululan en manos de médicos y enfermeras son resistentes a los antibióticos, no así las del cuerpo de la madre, por muy sucio que sea el ambiente en donde habita o trabaja. Por eso las infecciones intrahospitalarias de los recién nacidos han disminuido en los centros donde son alimentados con leche materna.

También se han encontrado anticuerpos IgAs (defensas) contra proteínas de alimentos como leche de vaca, soya y frijol negro. O sea que los lactantes amamantados, especialmente recién nacidos, reciben protección no sólo contra infecciones, sino también contra alergias alimentarias.

Ya se había demostrado que la madre que amamanta reduce el riesgo de sufrir de cáncer de mama, útero y ovario.

En los últimos tres años lo que se ha descubierto y ha sido estudiado en varias universidades es que las alfa-lactoalbúminas, principal proteína de la leche materna, también trabajan contra infecciones y contra el cáncer.

En la Universidad de Buffalo Nueva York, investigadores como el Dr. Anders Hakasson, comprobaron que bacterias (Neumococos) que producen neumonías e infecciones muy graves que eran resistentes a los antibióticos (superbacterias) se volvieron sensibles al someterlas al Factor HAMLET. El Factor HAMLET, por sus siglas en inglés Human Alfalactoalbúmina Made Lethal Tumor Cells, se forma cuando la leche materna cae el estómago del bebé amamantado y en ese medio ácido se transforma en un compuesto que ataca a las bacterias y vuelve nuevamente efectivos a los antibióticos (Hakansson, A, PLoS ONE, 2010).

Quizás el descubrimiento más importante del 2010 es que esta proteína provoca el “suicidio celular” en más de cuarenta tipos de cáncer. El equipo que lo descubrió estaba explorando las propiedades antibióticas de la leche materna cuando un investigador notó que las células cancerosas de pulmón en un tubo de ensayo murieron en contacto con la leche materna. Al transformarse las alfa-lactoalbúminas en el Factor HAMLET, ellas se vuelven letales contra las células malignas, no así para las sanas. Los investigadores descubrieron que, después de 5 días de tratamiento (con HAMLET) a  pacientes de cáncer de vejiga, los pacientes orinaban células muertas de cáncer después de cada sesión de tratamiento. El profesor Karlsson, que condujo el estudio, predijo que esta terapia se estará utilizando dentro de 5 años en pacientes adultos enfermos de cáncer (Journal of Molecular Biology , Lund University, Sweden).

Con estas perspectivas, mientras las madres aseguradas continúan desperdiciando su leche y el INSS se las reemplaza con leches modificadas, elaboradas con el suero de la leche bovina, conteniendo beta-lactoglobulinas, que son alergénicas, sólo nos queda esperar que el país se modernice y dentro de unos cinco años podamos importar el Factor HAMLET para los pacientes afectados de cáncer, especialmente asegurados.

* La autora es Pediatra, Máster en Nutrición y Seguridad Alimentaria.